Gloria Steinem: “Demasiada gente cree que ser blanco significa ser superior”

11:47:00

Nacida en Ohio hace 82 años, Gloria Steinem se graduó en 1956 y se convirtió en escritora. En 1972, cuando fundó la revista MS Magazine, ya era conocida por ser activista política y coordinadora del movimiento feminista. 
Por: The Guardian
Es autora de multitud de libros y ensayos, entre los que destaca el éxito en ventas Mi vida en la carretera (My Life on The Road). Woman, la serie documental que ha realizado sobre la violencia contra las mujeres, se retransmitió por primera vez el pasado 8 de marzo en Viceland UK. Ahora vive en Nueva York.
¿Cual es tu mayor miedo?
Estar a punto de morir y decir: “Pero…”
¿Cuál es tu recuerdo más antiguo?
Estar sentada en el regazo de mi madre mientras mi padre conducía.
¿Cuál es la persona viva que más admiras, y porqué?
El Dr. Denir Mukwege. Para la causa de la violencia sexual contra las mujeres, él es lo que Mandela fue para el apartheid.
¿Cuál es el rasgo que más te reprochas de ti misma?
Siempre espero al último minuto.
¿Cuál es el rasgo que más reprochas a otros?
Habría un empate entre la incapacidad de empatizar y el no tener sentido del humor.
Propiedades e inmuebles a parte, ¿cuál es el objeto más caro que has comprado?
Cuando tenía 30 años estaba ante el escaparate de una tienda, embobada con unas botas muy caras, cuando el fotógrafo Gordon Parks se me acercó por detrás. Él había crecido en un entorno aun más pobre que yo, así que enseguida entendió lo que ocurría; me hizo comprar las botas con mi tarjeta de crédito.
¿Cuál sería tu superpoder?
Ser capaz de mostrarle a la gente que estamos conectados al mismo nivel, y no de forma jerárquica.
Entrevista a Gloria Steinem
Gloria Steinem y Dorothy Pittman, fundadoras de ‘Ms Magazine’, en una de sus fotografías más recordadas (1971).
Si tuvieras que cambiar algo, ¿qué cambiarías de tu apariencia?
Me habría gustado tener una cara más angular. Y, a parte, resulta extraño ser blanco en un mundo donde la mayoría oscila entre el color miel y el azabache, especialmente cuando esto me vincula con demasiada gente que cree que la blancura tiene un significado superior.
¿Quién te interpretaría en una película sobre tu vida?
Siendo niña, Natalie Wood. Como adulta, me gustaría Audrey Hepburn o Cicely Tyson. Admiro a Marisa Tomei y Meryl Streep, ya que las dos traspasan fronteras y clases con sus interpretaciones. Por supuesto, Streep podría interpretar lo que fuese, humano o animal. Y además es una gran activista política.
¿Cuál es el hábito que menos te gusta de ti misma?
Comprometerme a más de lo que puedo abarcar. Es como cuando comes con los ojos y crees que puedes con todo.
¿Cuál es tu olor favorito?
Vainilla
¿Cuál es tu palabra favorita?
“¿Hola?”, como sarcasmo. ¡Y “Fanfuckingtastic”! *
¿Qué te entristece?
Ver que alguien se vuelve invisible.
¿Qué libro ha cambiado tu vida?
Cuando era pequeña, Mujercitas, porque por primeva vez vi que las mujeres podían ser y tener un mundo propio.
¿Qué es lo peor que alguien te ha dicho?
Que estaba traicionando alguien que me importaba o algo en lo que creía profundamente.
Cuando eras pequeña, ¿qué querías ser de mayor?
Primero ranchera de caballos; después bailarina.
¿Qué debes a tus padres?
Con mi madre tengo una deuda enorme, por crear una infancia con amor y afecto cuando ella no había tenido una similar. Y mi padre, por estar cómodo con la inseguridad. Como siempre decía: “Si no sé qué va a pasar mañana… lo que venga podría ser maravilloso”.
¿A quién te gustaría pedir perdón, y por qué?
Me porté mal con dos amantes. Años más tarde, cuando invité a uno a comer para disculparme, la situación aun empeoró más.
¿Qué se siente al estar enamorado?
Sientes que procuras por el bienestar de otra persona tanto o más que por el tuyo propio.
¿Cuál ha sido el mejor beso de tu vida?
El de una noche de verano en Manhattan, caminando de este a oeste por la misma calle, hasta que al final nos encontramos en el medio.
¿Qué persona viva menosprecias, y porqué?
La decisión tiene que ver no solo con la aversión, sino con el poder que tiene para hacer daño. Y, ahora mismo, no hay nadie que supere a Donald Trump; ni siquiera Putin o el primer ministro Modi, que estarían también entre los primeros de la lista. 
¿Cuál es el peor trabajo que has hecho jamás?
Vendedora de ropa en una tienda de bebés donde la gente te decía cosas como “él es judío, pero ella es americana”. Y, después de la universidad, servir mesas en Londres o intentar hacer intercambio con el “dinero viejo” británico de chelines y peniques.
¿Cuál ha sido tu mayor decepción?
Ver morir el futuro. Desde Bobby Kennedy a algunos muy buenos amigos.
Entrevista a Gloria Steinem
‘My Life On The Road’ (2015), el libro autobiográfico y super-ventas escrito por Steinem.
Si pudieras editar tu pasado, ¿qué cambiarías?
Ya que ciertas personas hostiles aun me llaman ex-chica PlayBoy a los 82 años, seguramente no debería haber hecho eso en mi juventud, incluso aunque fuera para escribir sobre ello. Y ya que un par de veces se han referido a mi como ex-agente de la CIA (durante la época soviética fui a dos festivales de juventud), seguramente tampoco tendría que haber hecho eso. Pero aun así, si no lo hubiese hecho quizá habría juzgado a otra gente a través de este tipo de símbolos vacíos.
¿Cómo te relajas?
Cenando con amigos, paseando por la ciudad, leyendo con mi gato en mi regazo. Nunca he practicado deportes; si hubiese equipo olímpico de estar quieto y sentado, estaría en él.
¿Mantienes relaciones sexuales?
Después de 70 años, todas esas células cerebrales que estaban enfocadas al sexo están disponibles para otras cosas. No es ni mejor ni peor, solo diferente e igual de increíble.
¿Cuándo has estado más cerca de la muerte?
He tenido cáncer tres veces, pero nunca me sentí tan cercana a la muerte como cuando estaba un día caminando entre coches aparcados en mi calle y uno me pasó rapidísimo, rozándome.
¿Cuál consideras que es tu mayor logro?
No lo he hecho todavía.
¿Cómo te gustaría que te recordaran?
Como alguien que dejó su entorno un poco más amable y menos jerárquico.
¿Cuál es la lección más importante que la vida te ha enseñado?
A comportarte como si todo lo que haces fuese importante, porque no tienes ni idea de cuál puede acabar siéndolo.

Share this

Related Posts