Si Colombia no fuera Colombia y Nestor Humberto no fuera el fiscal..

12:56:00

Si estuviéramos en un país menos indolente y complaciente con la corrupción, de inmediato tendríamos a su gente y al menos a una gran parte de sus líderes exigiendo la renuncia del señor Fiscal General de la Nación, Néstor Humberto Martínez. 

Por: Orlando Ortiz Medina / Democracia en la Red

Pero si al señor Fiscal le quedará un mínimo de decencia y al menos un leve asomo de virtudes éticas, él mismo estaría presentando su renuncia. 

Ni lo uno ni lo otro va a pasar, porque no es ese el país en que vivimos, pero sí es él en el que justamente vino a nacer quien en en mala hora está hoy en la cabeza del principal órgano de investigación judicial. Va quedando cada vez más claro que sus declaraciones irresponsables y de sobrado tono amarillista, sobre supuesto ingreso de dineros a la campaña presidencial de Juan Manuel Santos, no es más que la evidencia de que está parado en el tablero del ajedrez político de las próximas elecciones presidenciales. ¿A quien le estaba haciendo un mandado? Averíguelo Vargas. 

Sin poder asegurar que el hecho no haya ocurrido, que también lo creo probable, pues estas empresas saben como jugar a ganar con cara y sello, no se explica de todas maneras su apresuramiento, si nos atenemos a la seriedad con que le corresponde proceder al ente que controla y al cargo que él ostenta. Más aún, cuando al día siguiente se hizo públicamente un buen lavado de manos, intentó suavizar el tema ya sabiendo que el daño estaba hecho, y reculó de sus obligaciones tirándole la pelota al Consejo Nacional Electoral, organismo que en ningún modo reúne las condiciones para allanar un delito de la naturaleza del que aquí eventualmente pudo haberse cometido. Allí no pasará nada. Póngale la firma. 

Hoy, de puño y letra y firmando con huella digital lo desmiente el propio reo en cuyas declaraciones supuestamente se había basado para organizar el show. ¿A cuál de los dos habremos de creerle? ¿Si los ponemos a competir, quién tendría más méritos para estar en los calabozos? Me temo que esta vez tendremos que creerle más a las huellas de un delincuente que a las palabras de un Fiscal. Así es la Colombia en la que nació Néstor Humberto, hijo de Salustiano, que tanto debe estar llorando en su tumba.

Share this

Related Posts