Bienvenida la desbandada de los enemigos de la paz.

07:14:00

Buena noticia para los partidarios de la paz con el SI en el plebiscito, la desbandada de la ultraderecha uribista.

Por: Horacio Duque Giraldo / Alainet

Vamos todos a darle un apoyo contundente al Acuerdo final de paz con millones de votos por el SI.

Una verdadera implosión está en curso en el bloque opositor a la paz y a la posibilidad de que prontamente se firme el Acuerdo final de paz entre el gobierno del Presidente Santos y las Farc. Allí reina, por fortuna, la confusión y el galimatías político, propio de las capillas dogmáticas y sectarias.

No resistieron el paso por el desierto de una oposición irracional e hirsuta. Por años fueron poseedores de aberrantes privilegios burocráticos, diplomáticos, presupuestales, sociales y políticos. Ahora, cuando les dio la pataleta por sabotear la paz, no resistieron y saltan en pedazos. Se fragmentaron y cada quien reclama su parcela ultraderechista para desplazarse como verdaderos orates en el escenario de la opinión pública.

Veamos este mapa en declive.

Primero fue Plinio Apuleyo. Creo que no resistió la falta de una embajada y sin mucho aspaviento se despachó en reciente columna en el diario el Tiempo para afirmar, y lo cito sin modificar una coma:

La columna lleva por título “Hay que doblar la página”.

Dice el mentado y senil columnista:

“Apartándonos de la atronadora celebración del llamado fin de la guerra y de las críticas de la oposición que hierven en las redes sociales, es hora de ver con fría objetividad la nueva realidad que vive el país”.

“Razón de sobra tienen las Farc y el Gobierno para considerarse victoriosos con el cese bilateral del fuego y la aproximación a un acuerdo definitivo”.

“La verdad es que, como lo he dicho ya, no podemos llorar sobre la leche derramada. Lo acordado hasta ahora es irreversible. Nadie quiere que las Farc vuelvan a sus oprobiosas andanzas: terrorismo, secuestros, reclutamiento de menores, atentados a los oleoductos, ataques a bases militares y toma de pueblos”.

“Ante esta nueva realidad, la oposición no puede tomar como eje de su lucha política la crítica a lo acordado… Mucho temo que sus electores esperan más bien propuestas claras y definidas para hacer frente a los inmensos problemas que se nos vienen encima. La noble resistencia civil no basta. Desde ya, la oposición debe centrar su atención en las elecciones presidenciales del 2018”. (http://bit.ly/29DEL3r ).

Contundente la deserción del veterano vocero de la derecha liberal oportunista.

Los efectos no se han hecho esperar.

Ya se oficializó la pelea entre los principales gamonales de esta caverna demencial.

José Obdulio reclama ser el Jefe de la campaña al NO a la paz y de la ridícula resistencia civil, cargo que pretende el delincuencial Oscar Iván, el gestor de las chuzadas electorales en las pasadas elecciones presidenciales.

Argumenta que Zuluaga no puede pretender monopolizar todos los cargos políticos del CD. Yo creo que tiene razón.

Holmes Trujillo, saca a relucir su silente desacuerdo con las otras fichas del uribismo y propone, motu proprio, su proyecto de abstención en las votaciones del plebiscito de la paz.

Holmes quiere oficializar su propio rebaño y apalancar su candidatura presidencial para el 2018.

Afirma este desvencijado figurón del clientelismo liberal valluno que:

“Un partido como el Centro Democrático… debe hacer campaña a favor de la abstención”.

“¿Cuál es, entonces, la manera de reflejar en el proceso de refrendación las convicciones anteriores?”.

“Haciendo campaña a favor de la abstención”.

“Que es, en los mecanismos de participación, una manera activa de decidir, a diferencia del significado negativo e inútil que tiene cuando se vota por personas”. (http://bit.ly/29HX8Vg)

Conclusión

Bienvenida la división y dispersión de los enemigos de la paz.

Los enemigos de la paz no resistieron el multitudinario clamor nacional para que la guerra finalice.

La paz es lo primero. No lo entendió la ultraderecha que vive de la guerra y la masacre. Es su imaginario y su fantasía cruel.

Por eso hace hasta lo imposible para sabotear la paz, como ocurre con el tal paro camionero.

Es lo que no entienden, por lo demás, otros sectores radicalizados de ultraizquierda que delirantes creen encontrarse al pie de una revolución postergada por década, por causa entre otras cosas del sectarismo y dogmatismo de camarillas delirantes.

No entienden que la paz es lo primero. Que la paz es el valor supremo de la nación en el momento presente.

Share this

Related Posts

2 comentarios

Write comentarios
19 de julio de 2016, 12:41 delete

Los que creen que el paro camionero es popular están más perdidos que liberal en el Dovio.

Reply
avatar
19 de julio de 2016, 12:41 delete

Los que creen que el paro camionero es popular están más perdidos que liberal en el Dovio.

Reply
avatar