[Yanis Varoufakis] Respuestas a periodista esloveno sobre la Primavera de Atenas.

19:34:00

Una vez dicho todo esto, resulta crucial subrayar que los cinco meses de nuestra primavera de Atenas no ocurrieron en vano. Plantaron una semilla de esperanza en el ánimo de los europeos de todos los rincones.

Por: Yanis Varoufakis / Sin Permiso.

Cuando Syriza ganó las elecciones en Grecia en enero de 2015, el dirigente de la derecha eslovena, evidentemente temeroso de que la nueva izquierda eslovena pudiera seguir sus pasos, declaró: con suerte, este experimento fracasará en Grecia y no se llevará a la práctica en Eslovenia. ¿Algún comentario?

No fue sólo la derecha eslovena. Todas las fuerzas políticas que a lo largo y ancho de la UE habían adoptado durante años las políticas contraproducentes esparcidas por el Eurogrupo, causando incalculables e innecesarios perjuicios a sus propias sociedades, en Eslovenia, Portugal, Letonia, Eslovaquia, España, Irlanda, etc. Todas estas fuerzas estaban encantadas de ver caer a nuestro gobierno. Nuestro éxito a la hora de negociar un honroso acuerdo con la troika habría sido su peor pesadilla. Pues, ¿qué le habrían respondido a su propio pueblo de habérseles preguntado: “¿Por qué no os habéis erguido para luchar por nosotros?”? Así que desde nuestro primer día en el gobierno, se formó una Impía Alianza con la intención expresa de derrocar al gobierno de Syriza. Tuvieron éxito. Pues al final, lo que sucedió fue que Alexis Tsipras derribó a su propio gobierno. El aplastamiento de la Primavera de Atenas fue una victoria importante de las fuerzas de la deflación y desintegración de la UE.

Una vez dicho todo esto, resulta crucial subrayar que los cinco meses de nuestra primavera de Atenas no ocurrieron en vano. Plantaron una semilla de esperanza en el ánimo de los europeos de todos los rincones. La esperanza de que podamos darle la vuelta juntos a esas instituciones misantrópicas y a su expresión en nuestras capitales. Con esta semilla es con la que trabaja el MDeE25 para nutrirla hasta que crezca y se convierta en un programa hecho y derecho para democratizar y, desde luego, racionalizar Europa.

Con todo, ¿qué consiguieron usted y Tsipras? ¿No quedó desacreditada en público por vez primera la postura de Schäuble, no estaría de acuerdo en que “desenmascaró” usted a Europa?

Exacto. Los europeos de hoy, hasta los de derechas, ya no pueden fingir que desconocen que las instituciones europeas son una zona libre de democracia. A este conocimiento se ha llegado por las malas. Demostrará ser el disolvente del irracionalismo blindado que domina nuestras vidas y que provoca la desintegración de Europa.

¿Cómo recuerda la postura de Eslovenia durante la crisis griega? The Economist describía un incidente en el que nuestro primer ministro (durante la fase final de negociación) perdió los nervios, empezó a gritarle a Tsipras sermoneándole a tal punto que tuvo que intervenir Italia y tranquilizarle.…

No estaba al tanto de ese incidente. Pero puedo confirmar que las intervenciones del ministro de Economía esloveno en el Eurogrupo fueron hostiles hasta tal punto que casi me sirvieron de ayuda…en el sentido de que bordeaban lo cómico. Desde luego, fue el primer ministro de Economía que me amenazó con el Grexit [expulsión o salida de grecia del euro], lo que tenía su gracia viniendo de un país que sufriría enormemente debido al…Grexit. Rara vez he encontrado una combinación semejante de analfabetismo económico y hostilidad contraproducente.

Oficialmente, la postura de Eslovenia en ese momento era que Grecia no demostraba ninguna “solidaridad” con el pueblo esloveno. Eslovenia es el país que le prestó a Grecia, en términos relativos, la mayor cantidad de dinero; sin embargo, usted y Tsipras visitaron y buscaron solamente el apoyo de las grandes potencias. Nuestros políticos afirmaron que pedían ustedes solidaridad, pero no actuaban de igual modo. Nuestros políticos se quejaron también de que no nos informaron ustedes sobre el proceso de negociación, sus problemas, retos…¿Qué es lo que tiene que comentar a eso?

Eslovenia fue explotada, desde luego. Se le hizo pagar por pérdidas por las que no tendría que haber pagado- Salvo que la explotaron los bancos franceses y alemanes, cuyas pérdidas ayudó a cubrir, no Grecia. Dicho con más precisión, en 2010 el Estado griego quedó en bancarrota y esta insolvencia amenazaba a los bancos de Francia y Alemania (a los que debía miles de millones el Estado griego). El gobierno alemán le había concedido, sólo un año antes, 500.000 millones de euros a los bancos de Alemania. Lo cierto es que, sencillamente, Merkel no podía volver al Bundestag y pedir más. De modo que solicitó un rescate…para Grecia.

De este modo, se le concedieron 110.000 millones de euros al gobierno griego para que se los pasara a los bancos franceses y alemanes. Pero, debido a que se trataba de un rescate a cargo de la UE de los bancos de Alemania y Francia, países pobres como Eslovenia, Eslovaquia, Portugal, etc., tenían que poner un dinero. En efecto, el gobierno alemán orquestó un rescate de bancos alemanes y franceses cuyo costo podían compartirlo países pobres como Eslovenia. Así que es verdad: los eslovenos tendrían que estar muy, pero que muy enfadados con el rescate griego. Sólo que no con Grecia, cuyo pueblo nunca se benefició de nada de esto. Los eslovenos deberían estar enojados con su propio gobierno por haber seguido ese sospechoso plan para transferir las pérdidas de los libros de los bancos alemanes y franceses sobre sus espaldas.

Respecto a la afirmación de que nuestro gobierno fue incapaz de forjar una alianza con el gobierno esloveno, esto es puro sinsentido. El gobierno de Eslovenia no estaba interesado en esa alianza y no estaban interesados en informarse acerca de nuestros propósitos. Tras haber respaldado todas las medidas políticas misantrópicas contra el pueblo de Eslovenia y el pueblo de Grecia, sólo estaban interesados en una cosa: ¡el derrocamiento de nuestro gobierno!

El destino de Syriza está influyendo en otros partidos de la nueva izquierda, entre ellos los de la nueva izquierda eslovena. Algunos apoyan hoy en día su postura, vamos a decir, más de principio, otros se inclinan más hacia la postura de realpolitik de Tsipras. ¿Cómo describiría las diferencias entre su postura y la de Tsipras y qué podría haber hecho de forma distinta, de modo que las dos posturas no hubieran tenido que escindirse?

No hay realpolitik en lo que hace hoy el gobierno griego. Es pura rendición y aceptación del NHA, esa máxima tóxica de que No Hay Alternativa. Por supuesto que hay alternativa: oponerse a la misantropía hasta el final.

Afirmó usted que Grecia está condenada: Tsipras no tiene apenas grado de libertad alguno con los actuales acuerdos con los acreedores. ¿Qué pasa con otros países como, por ejemplo, Eslovenia? Tenemos un 80 % de deuda en relación al PIB, ¿de qué libertad disponemos en comparación? ¿Es Grecia, por así decir, sólo una manzana podrida?

Grecia fue simplemente el primer país en llevarse el golpe y el país que más sufrió. Pero no es más que algo sintomático de una crisis paneuropea. El hecho de que Eslovenia tenga una deuda menor en relación a su PIB resulta en buena medida irrelevante. No es una cuestión de números. Eslovenia, Grecia, Portugal, etc., están metidos en una trampa cuya única posibilidad de huida debe entrañar desobedecer los actuales medidas políticas del Eurogrupo. Mientras nuestros gobiernos inclinen la cabeza ante políticas económicas sin salida, nuestros pueblos seguirán atrapados.

Share this

Related Posts