Peñalosa es coherente y está cumpliendo lo que prometió.

17:30:00

La administración del alcalde Peñalosa está cumpliendo una a una sus promesas de campaña, no debe sorprendernos, está haciendo lo que le trasmitió a la comunidad Bogotana para lograr nuevamente llegar al Palacio Liévano.

Por: Carlos Carreño Carvajal / Democracia en la Red.

Me causa asombro, a esta altura del partido ver a muchos confungidos, desconcertados, arrepentidos, por lo que está haciendo en sus primeros días.

Pero esa fue la elección, acertada o no, de centenares de miles de votantes en Octubre Pasado. Es obvio que muchos, sino la mayoría de ellos, votaron sin saber cuál era su propuesta de gobierno. Peñalosa puso sobre la mesa la premisa del cambio, a su estilo, y lo esta haciendo: destruir el desarrollo y la inversión social; no respetar la política del agua y el ambiente; golpear la inversión social mediante recortes presupuestales y dedicarse al cemento y finalmente privatizar y expulsar a millares de bogotanos con su política de vivienda expandida a varios municipios de la sabana.

En sus primeros 3 meses ya salen a la luz algunos ejemplos mediaticamente más visibles; privatizar las empresas de servicio público (ETB, EE.BB y acueducto) y construir en la reserva Van der Hammen.

Tambien emergen otras medidas menos publicitadas por la prensa: acabar con humedales; privatizar la salud; cambiar los gestores de convivencia por una figura más parecida a las cooperativas de seguridad que dieron origen al paramilitarismo; sacar los vendedores ambulantes de las calles; enajenar la educación; llevar a cabo despidos masivos en las entidades distritales o pretender ser el jefe de los alcaldes de los municipios vecinos.

En lo local es clara la intención futura del burgomaestre de disminuir los presupuestos a las localidades y desmejorar la participación ciudadanía y la descentralización. Todo con la necesaria connivencia de un concejo de Bogotá arrodillado en su gran mayoría por la burocracia y seguramente por los negocios también.

Le corresponde a la sociedad Bogotana, a las organizaciones sociales y populares, sindicatos, a los arrepentidos peñalosistas de momento (que insólitamente no aparecen después de haber votado por el exalcalde) y a la comunidad en general ejercer presión para lograr lo que ya le han hecho los alcaldes de Mosquera y Cajicá, alcaldes vecinos que ya le hicieron saber con claridad al alcalde capitalino, quien es quien y quien manda en los municipios.

Hay que recordarle al Gerente-alcalde cuales son sus funciones y sus limites, recordarle que existe una ciudad en marcha que es diametralmente opuesta a la urbe soñada en su cabeza de “experto”. Una consideración final: señor Peñalosa, el mandato ciudadano de más de 900 mil electores bogotanos que confiaron en su plan de gobierno exige que asuma sus funciones de alcalde de Bogotá y no le otorga facultades para fungir como Gobernador de Cundinamarca a la sombra.

Share this

Related Posts