Papeles de Panamá: Economía Canalla.

12:58:00

Se calcula que, a través de Panamá, Colombia deja de recibir cerca de 65 billones de pesos en tributos, diez veces el valor de la venta de Isagén.

Por: Carmen Eugenia Ruano / Democracia en la Red.

La filtración informativa de 2.6 terabytes de documentos confidenciales de la firma de abogados, Mossack Fonseca, ha puesto en la picota mediática el hecho incuestionable a la luz de la evidencia que el comportamiento de muchas personalidades en las altas esferas de las democracias, no dista apreciablemente de la de dictadores, jeques, directivos de multinacionales, empresarios exitosos o monarcas orientales; quienes compiten codo a codo con los más avezados delincuentes, cuando se trata de ocultar propiedades de lujo, activos empresariales y ganancias exorbitantes que pueden ser el producto tanto de actividades lícitas como de procederes criminales.

A la hora de evadir o eludir impuestos, jefes de Estado y de gobierno, líderes mundiales, millonarios de las más diversas nacionalidades proceden de la misma manera y, es así como estrellas de las finanzas, la política, el arte y los deportes se esconden en la opacidad de los paraísos fiscales, donde se pueden crear empresas de papel, en la modalidad offshore, que les permiten mediante triangulaciones de capital sucesivas en empresas de accionistas innominados, o por medio de testaferros, esconder hasta esfumar sus riquezas sin dejar rastros y terminar tributando por ellas el mínimo posible.

Basta echar una ojeada a la porción del informe, conocido parcialmente que compromete a “140 altos dirigentes políticos y personalidades públicas de 50 países diferentes que participan o han participado en sociedades offshore en 21 paraísos tributarios distintos.”

¿Qué tienen en común: el rey de Arabia Saudita, Mauricio Macri, recién elegido presidente de la Argentina; el círculo de amigos más cercano de Vladimir Putin; el primer ministro inglés David Cameron;el hijo del presidente derrocado de Egipto, Hosmi Mubarak y la élite del partido comunista chino?

¡Elemental!, que todos y cada uno de ellos figuran en una o varias de las 300.000 sociedades Offshore fabricadas en serie por el bufete Mossack – Fonseca, en paraísos fiscales, bajo dominio británico, ”sin tener roces con la justicia”.

La multiplicación geométrica de las sociedades fantasma parte de Panamá, una muy pequeña nación centroamericana que cuenta con 91 bancos, con un total de 118.500 millones de dólares en activos, y, que, asegura no tener ninguna responsabilidad, aún si las empresas que sus abogados sacan del sombrero como hacen los magos con los conejos, sirven de canales a la evasión fiscal o al blanqueo de capitales, ya que las leyes panameñas (absolutamente laxas y permisivas), se cumplen.

Si los propietarios extranjeros de las empresas se saltan las normas de sus países de procedencia, afirman las autoridades panameñas, la responsabilidad es de ellos no de Panamá.

Los paraísos fiscales albergan en su interior los bajos fondos de la economía mundial que ya tienen alcances globales. Por sus canales se mueven, además, los dineros provenientes de la prostitución, el narcotráfico, la trata de personas, el comercio de armas y las múltiples fuerzas oscuras, que la periodista Loretta Napoleoni define como integrantes de la economía canalla.

Hay que admitir que no andaba para nada descaminado el actual precandidato demócrata a la presidencia de Estados Unidos, Bernie Sanders, cuando afirmó en 2011 que Panamá «es líder mundial» en esconder dinero de corporaciones en paraísos fiscales”

Y es bien sabido que, en los paraísos fiscales, todo se puede hacer y nada es ilegal. Firmas de juristas expertos como la panameña, Mossack Fonseca, que, a pesar de estar hoy en el ojo del huracán, no constituye el más poderoso bufete del istmo, ni el más grande, trabajan en estrecha asociación con algunas de las mayores instituciones bancarias del planeta.

Por lo pronto han salido a relucir en las operaciones financieras bajo escrutinio, entre otras: el Deutsche Bank, HSBC, Société Générale, Credit Suisse Group, UBS y Commerzbank.

Sobre como daña a Colombia la existencia del paraíso fiscal de Panamá puso el dedo en la llaga, en entrevista concedida recientemente a la Unidad Investigativa de El Tiempo, el exdirector de la DIAN, Juan Ricardo Ortega, con las siguientes afirmaciones:

“De las 600.000 sociedades que hay en Panamá, al menos 50.000 están vinculadas con colombianos que las han abierto a través de Mossack Fonseca y de otras firmas. Aunque algunos de ellos reportan sus ingresos y tributan ante la Dian, el gran grueso evade impuestos.

Se calcula que, a través de Panamá, el país deja de recibir cerca de 65 billones de pesos en tributos, diez veces el valor de la venta de Isagén.

Recientes escándalos financieros y de corrupción pasaron por Panamá, entre estos el Fondo Premium y el ‘carrusel’ de la contratación en Bogotá.”

Share this

Related Posts