Bienvenido ELN al camino de la Paz.

21:49:00

Así tituló Redepaz su pronunciamiento al conocerse el anuncio hecho en Caracas sobre el inicio de diálogos formales Gobierno ELN. Equivale a decir bienvenidos a la brega, a la lucha, a la ardua búsqueda de la paz.

Por: Luis I. Sandoval / El Espectador.

Nada es fácil cuando se trata de terminar una confrontación de 50 años y de dar inicio a una nueva era de paz.

El ELN ha logrado un objetivo de gran importancia: darle perfil propio a su proceso, iniciarlo cuando consideró pertinente, no dejar que apareciera como un agregado secundario del proceso con la otra insurgencia.

No contiene detalles el texto del acuerdo base, pero seguramente se tiene previsto en qué puntos podría armonizarse la nueva agenda elena con lo ya discutido y acordado con las Farc-EP: Comisión de Verdad, Justicia Especial y Víctimas, Veeduría Internacional, validación mediante el voto universal de ciudadanos y ciudadanas.

La armonización de las dos mesas de conversaciones en el marco de un solo proceso de salida política tiene enorme importancia. “Una vez hecho público este proceso, se establecerán mecanismos con la Mesa de La Habana para identificar temas en que se requiera coordinación y sincronía” (Punto 3.c. del acuerdo).

Inquieta el tema del cese bilateral de fuegos y hostilidades que está en el literal g del punto 5: “Fin del conflicto armado”. La preocupación reside en que si no coincide este cese con el cese definitivo que acuerden Gobierno y Farc, el país va a tener la impresión de que sigue la guerra con detrimento del apoyo al momento de la validación por parte de la ciudadanía.

De manera explícita se dice: “erradicar la violencia política, ubicando en el centro el tratamiento a la situación de las víctimas”. Si algo quisieran sociedad y víctimas es simultaneidad en el cese de fuegos y hostilidades, ello significaría detener la máquina de la victimización y pasar a desmontarla. Las Farc-EP realizaron seis (6) ceses unilaterales y lograron llevar al gobierno al desescalamiento efectivo. ¿No podría hacer algo similar el ELN?

Resaltan en el acuerdo las previsiones sobre participación ciudadana. Se ubican en el primer lugar de los 6 puntos de la Agenda. Claramente se aprecia que el ELN quiere un proceso más participativo que el que se ha dado con las Farc-EP. El de éstas superó en mucho el limitadísimo alcance participativo del proceso del Caguán, legítimo aspirar a algo más amplio e incidente manteniendo que la “agenda de superación del conflicto armado no se confunde con la agenda de construcción de paz de la sociedad” (Redepaz).

Ojalá comparta el ELN la idea de las Farc de que el tiempo de la paz es el actual. Nada cierto hay hacia adelante. Los acuerdos de paz deben producirse ahora, validarse ahora y comenzar a implementarse ahora. Es preciso instalar la paz como política de paz de Estado de tal manera que los gobiernos de los próximos doce años estén consagrados a la construcción de paz duradera.

“La mesa pública de conversaciones se instala para abordar los puntos que se establecen en la agenda, con el fin de suscribir un Acuerdo Final para terminar el conflicto armado y acordar transformaciones en búsqueda de una Colombia en paz y equidad”. “Las sesiones de la mesa se realizarán en Ecuador, Venezuela, Chile, Brasil y Cuba. Estos países, junto con Noruega, serán garantes”. “Ejecutar con la mayor celeridad y rigurosidad la agenda”.

Que se cumplan plenamente estos propósitos y no se levanten de la mesa hasta pactar la paz. Buen viento y buena mar. Dejó de estar coja la mesa de la paz.

Twitter: @luisisandoval

Share this

Related Posts