[Cine] En el mismo barco, narrativa política a flor de piel.

04:55:00

Pronto se estrenará en las salas In the Same Boat, película dirigida por Rudy Gnutti y producida entre otros por Pere Portabella. Los temas principales de la película son el fin del empleo a causa de la tecnología, y la desigualdad social creciente. Así como nuevas ideas y propuestas para afrontar la realidad del capitalismo actual, destacadamente la Renta Básica incondicional.

Por: Ruddi Gnutti / Sin Permiso.

En la película participan Tony Atkinson, Zygmunt Bauman, Rutger Bregman, Erik Brynjolfsson, Mauro Gallegati, Nick Hanauer, Serge Latouche, Mariana Mazzucato, José Mújica y Daniel Raventós. Con la colaboración especial del actor Àlex Brendemühl. El pasado 17 de febrero se realizó un preestreno en el MACBA de Barcelona, quedando mucha gente en la puerta porque la sala estaba completamente llena. Sin Permiso realizó esta entrevista, poco después del preestreno, al director Rudy Gnutti sobre distintos aspectos de In the Same Boat.

¿Cómo surge la idea de la película?

Por dos motivos principales. Uno es anecdótico, otro más personal. El anecdótico: soy compositor de música para cine, estudié en Roma y Barcelona. Pero también estudié antropología cultural en la universidad de Roma la Sapienza y tuve la posibilidad de leer un libro que me llamó la atención: Trabajar menos para trabajar todos del sociólogo francés Guy Aznar. La tesis principal era la eliminación del trabajo por causas tecnológicas. Es un tema que se había hablado antes, Keynes por ejemplo, y que se volvería a hablar después, destacadamente Ryfkin y otros. Desde hace unos años, las consecuencias de la mecanización y robotización del trabajo se están estudiando de forma seguramente más científica en las mejores universidades del mundo.

El segundo motivo he dicho que era más personal: mi padre se ganaba bien la vida, pero no tenía un oficio claro. Pasó de trabajar en la empresa familiar a ser un coleccionista de arte moderno, luego escultor y acabó siendo pintor a partir de los 70 años. En Italia, quizás más que en otros países, no tener una etiqueta antes del nombre (dottore, ingegnere o ragioniere...) crea desconcierto a tu alrededor, y quizás a ti mismo. Tu eres lo que haces, el trabajo te marca el estilo de vida, de pensar, de relacionarte con el resto de la sociedad. Así, si realmente se acaba paulatinamente el trabajo, no habrá solamente un cambio de las reglas económicas, sino sobre todo un cambio social y cultural.

¿Cuáles fueron las personas elegidas para intervenir en la película y por qué razones?

Zygmunt Bauman, José Mújica, Tony Atkinson, Rutger Bregman, Erik Brynjolfsson, Mauro Gallegati, Nick Hanauer, Serge Lattouche, Mariana Mazzucato y Daniel Raventós. Y también gente común. Como podrás notar, en la película juego a tres bandas: los máximos académicos y expertos en sus respectivos temas, los pensadores más lúcidos y clarividentes, y por último, pero no menos importantes (y lo digo porque lo creo) la gente común, "todos nosotros", que nos adaptamos como podemos a este indescifrable, misterioso y a veces increíble viaje en el mismo barco.

¿Crees que el resultado es el que tenías pensado o has tenido que hacer variaciones sobre lo previamente planificado?

Aunque lo disimulo bastante bien, soy una persona "asquerosamente" racional. Pinté, con la ayuda de Francisco Mir (persona con una gran cultura en el término más amplio de la palabra... aunque poco interesado en las reglas económicas) una estructura férrea del relato que no he dejado en ningún momento. Pero sí tuve que eliminar, por cuestión de ritmo, unos puntos también importantes. El primero fue el capítulo sobre las "burbujas" que han maquillado la desigualdad existente y empujado al crédito y al consumo a personas que tenían ingresos bajos o medio bajos (tenía previsto entrevistar a Larry Sumner). El segundo es un punto que recorté a la entrevista de Bauman: hoy en día la política no tiene el poder. De una parte no lo tiene porque se lo ha quitado el poder económico. Por otro lado, vivimos en un mundo globalizado donde la política o es global o no es... y nos faltan organismos internacionales para que esto sea posible. Así que el verdadero problema no es que este o aquel político sean unos corruptos (que obviamente también es un problema) sino que esta realidad a veces esconde que a la política le faltan los instrumentos para aplicar el poder... Y todavía peor, nos esconde también que la política no tiene proyectos realistas y creíbles a medio y largo plazo.

¿Alguna anécdota especial que quieras resaltar?

Pues sí, diría lo que pasó en China. Algún economista sostiene que no es verdad que el paro tecnológico sea un problema en determinadas regiones. China, India y otros países en vía de desarrollo que basaban su éxito en una "inmensa" mano de obra barata, ahora están cambiando de forma radical. No es comparable la evolución darwinista de las especies con la evolución tecnológica: esta última se imita, se importa, se copia... y ahora estos países han dado un salto en la innovación y productividad espectacular. Sin contar que ya están en la cabecera de la educación, investigación e innovación.

Y ahora que esta subiendo rápidamente la productividad, ¿qué harán con centenares de millones de simples trabajadores no especializados?

Fuimos a China para entrevistar a uno de los más importantes economistas del país, pero fue complicado hablar sobre el tema en cuestión: creo que no es tan fácil opinar libremente sobre posibles problemas que minen el futuro del partido único. Herméticos, sospechosos y controladores (con espía incluida). Una pena, porque pienso que sin una colaboración internacional no haremos absolutamente nada. Y ellos tienen mucho que decir sobre el futuro rumbo de este barco.

¿Cuándo está previsto el estreno de la película y dónde se podrá ver?

Por el momento el trabajo esta siendo ignorado por la televisiones... (en cambio han colaborado tanto el Instituto de la cinematografía y de las artes audiovisuales en España como el proyecto Media europeo).

Pero el apoyo de los académicos y pensadores de relieve internacional y el extraordinario éxito que ha tenido el preestreno en Barcelona con la presencia del profesor Zygmunt Bauman, me hacen esperar que las cosas cambiarán rápidamente.

Creo que el estreno en las salas españolas se hará en el próximo abril. Pero es importante poder estrenar la película en todo el mundo y estamos haciendo un esfuerzo para que sea así. De momento, el editor Laterza y el economista Italiano Tito Boeri me han invitado a presentar la película en el Festival de economía de Trento.

¿Algo más?

Déjame agradecer por último al cantante Manu Chao que me ha dejado utilizar una estupenda canción suya dentro de la película.

Share this

Related Posts