Gota a gota que se agota: las problemáticas de la provincia de Sugamuxi.

05:38:00

La vorágine del agro ambientalismo actual enmarca un desastre que podríamos definir como incalculable, los campesinos se enfrentan a la amenaza de quedar sin fuente de sustento por la degradación que los químicos de la minería y la extracción petrolífera traen consigo.

Por: Dianna Camila Dávila / Democracia en la Red.

La amenaza no atañe únicamente al departamento de Boyacá sino que afecta a vastas regiones a lo largo y ancho del territorio nacional.

La afectación a los páramos, la destrucción de la fertilidad de los suelos y la contaminación del agua convierten a la locomotora minero-energética en un depredador de vida que, una vez medidos en términos sociales y económicos no deja de ponernos perplejos a quienes pensamos no solo en nosotros sino en el devenir de las generaciones futuras. La minería y la extracción de petróleo no solo configuran un desastre ambiental sino que traen consigo el desalojo de miles, probablemente de millones de personas, que son sacadas a la fuerza de sus territorios (desalojar la zona, como cruelmente repiten los representantes de las multinacionales que operan legalmente las centenas de títulos mineros en diferentes latitudes de la nación).

En Boyacá y en nuestra provincia de Sugamuxi el principal problema sigue siendo el drama relacionado con que los campesinos se están desplazando y migrando a las grandes y medianas ciudades forzosamente al no encontrar rentable la actividad agrícola, por tanto, existe un creciente desestimulo a sembrar, a cultivar y producir alimentos sumado a la ausencia de currículos en las zonas rurales que incluyan, en primaria y bachillerato, la importancia del agro, la agricultura, la tierra y la defensa del territorio.

Jeovanny Palacios, ambientalista, veedor ciudadano de Sogamoso y ex candidato al concejo de la ciudad por el Polo Democrático resume en unas pocas palabras la indignación que una amplia franja ciudadana siente por lo sucedido con el patrimonio arqueológico local: "Es triste saber que hay necesidad de nuevos lugares habitaciones, pero más afligidos nos sentimos al saber que se ejecutan proyectos de vivienda en inmediaciones de la zona arqueológica del Pedregal, vereda del municipio de Sogamoso, lugar que tiene como característica principal un bello paisaje que a su vez mantiene los pocos recuerdos del arte rupestre que dejaron nuestros ancestros Muiscas" afirma.

El mismo Palacios complementa su denuncia con un llamado futuro a la esperanza: "seguiré haciéndole seguimiento a este y otros temas de importancia en la provincia dándole un soporte técnico a cada tema abordado para que las personas que se interesen por defender el patrimonio tengan herramientas para oponerse a todas las atrocidades que cometen a diario por parte de aquellos que se valen de la ausencia de control social, intelectual y político utilizando su autoridad temporal, fruto de las mieles efímeras del poder que brinda un momentáneo puesto público".

No deja de ser lamentable que las autoridades municipales, la curaduría, planeación y otros entes no evalúen bien este tipo de proyectos y le dan paso a la mediocre justificación de proyectos pensados para el beneficio de unos pocos. Es notoria la externalidad ambiental y arqueológica, es claro que esta área no tiene la potencialidad de convertirse en un área idónea para la construcción de vivienda de interés social.

Sin temor a equivocarnos se han hecho varios proyectos de registro e identificación de los sitios arqueológicos, pero lo verdaderamente importante “El plan de manejo y protección” ha venido aplazándose debido a la multiplicidad de intereses particulares, sobre todo de explotación minera, y de otras actividades relacionadas con la especulación del suelo contrarias a la conservación de los tesoros ancestrales.


Share this

Related Posts