Jóvenes que ni estudian ni trabajan, una problemática social en la capital.

15:11:00


En América Latina viene en aumento una preocupante tendencia conocida como los jóvenes nini, es decir, muchachos que ni estudian ni trabajan.

Por: Redacción El Diario Bogotano.

Bogotá no se escapa de esta tendencia. Según datos del DANE, los jóvenes bogotanos también hacen parte de la generación nini. En la capital, habitan cerca de 2 millones de jóvenes, y de acuerdo a la Gran Encuesta Integrada de Hogares -GEIH- realizada por el DANE, a 2014, existían 204 mil jóvenes desempleados, de ellos, el 44% eran hombres y el 56% mujeres.

En términos proporcionales, mientras el desempleo juvenil en la capital registró una tasa de 14,5%, la tasa de desempleo juvenil masculina fue de 12,1%, mientras que para las mujeres fue de 17%, es decir, un saldo negativo en la empleabilidad de las mujeres jóvenes.

Ahora bien, hay que considerar que en términos absolutos, los jóvenes desocupados representan el 51,5% del total de desocupados en la ciudad, proporción que se ha mantenido en los últimos seis años. Según la GEIH, del total de jóvenes en Bogotá, el 16,7% no trabaja ni cursa estudios de cualquier índole en la actualidad. Esta población de muchachos desempleados corresponde a casi 400 mil jóvenes a 2015.

Esta generación de jóvenes ha sido motivo de múltiples estudios y discusiones alrededor del mundo, pues se trata de un verdadero fenómeno social.

Es una generación que se caracteriza por ser ciudadanos entre los 15 y los 25 años aproximadamente, pertenecientes a hogares urbanos, de familias con ingresos modestos y que ni estudian ni trabajan.

Según un informe presentado por el Banco Mundial, en América Latina hay más de 20 millones de jóvenes que ni estudian ni trabajan, lo cual corresponde a casi el 60% de la población latinoamericana entre los 15 y los 24 años de edad.

En el caso bogotano, según una encuesta realizada por la Secretaría Distrital de Integración Social, el Instituto Distrital para la Protección de la Niñez y la Juventud y el Observatorio de Culturas, en la que se entrevistó a 10.939 jóvenes, entre 14 y 28 años, de 19 localidades de la ciudad, encontramos que tan solo el 16.9% de los jóvenes ingresan a estudiar en una institución de educación superior.

En Colombia, la tendencia es similar pues, la tasa de desempleo para los jóvenes entre 18 y 24 años alcanza el 36,8 por ciento mientras que para los mayores de 25 años la tasa es del 15,6 por ciento.

Adicionalmente, se ha establecido una tendencia tanto en América Latina como en el país bajo la cual el efecto nini parece afectar más a las mujeres jóvenes que a los hombres. En efecto, en Colombia, la tasa de desempleo femenino es del 24,2 por ciento, mientras que para los hombres es del 17,1.

Según los expertos, para combatir el fenómeno nini es necesario diseñar políticas que permitan a los jóvenes ingresar, tanto a la educación superior como al mercado laboral, en donde se garanticen las condiciones propicias para hacer cualquiera de las dos.

Share this

Related Posts